Universidad Nacional Autónoma de México

UNAM

* Material indispensable para poder realizar las tareas universitarias de la población estudiantil

Colaborar con una de las entidades más antiguas e importantes en su género en nuestro país, como es el Instituto de Geografía, específicamente con su Biblioteca  “Ing. Antonio García Cubas”, representa para la Dirección General de Bibliotecas de la UNAM un punto de encuentro bibliográfico debido a que esta biblioteca alberga la colección geográfica más completa e importante, así como una de las mejores mapotecas. Este último rubro “material indispensable para poder realizar las tareas universitarias de la población estudiantil”, señaló durante la inauguración la secretaria académica, doctora Naxhelli Ruíz Rivera.

En su momento, el coordinador de la Biblioteca “Ing. Antonio García Cubas”, maestro Luis Raúl Iturbe Fuentes, en esta ocasión en su papel de moderador, presentó a los participantes de la mesa redonda titulada “Viajando a través de los mapas: proyecciones cartográficas y literarias”.

En primer término,  el doctor Héctor Mendoza indicó que su participación se centró en analizar tres mapas de la Ciudad de México, que salen del contexto académico y se ubican dentro del marco cultural y comercial. Como es sabido, nuestra ciudad es una gran productora de mapas en diversos ámbitos, los cuales muestran los espacios y zonas como es el caso de la Avenida Presidente Masaryk, lugar donde se ubican las más prestigiosas boutiques, restaurantes y negocios de firmas de clase mundial.

Posteriormente, habló del mapa donde se localizan las librerías, ubicadas principalmente en el Centro de la Ciudad, la colonia Roma, la colonia Condesa y San Ángel, así como el mapa de las galerías que ofrecen lo más refinado en lo a que arte se refiere.

El doctor Héctor Mendoza indicó que  este tipo de mapas son considerados como documentos que promueven los puntos de interés urbano,  cultural y  comercial, e   invitan a recorrer las calles para disfrutar o conocer los cientos de puntos de encuentro entre los habitantes de esta gran urbe. En estos recorridos las personas pueden intercambiar miradas, expresiones o comentarios sobre la gran variedad de artículos, lugares o zonas de confort; ligando de alguna forma sus gustos o preferencias.

Más tarde, Arturo Lanceloth Gómez,  estudiante del Colegio de Geografía, habló sobre algunas consideraciones estratégicas  en la interpretación de cartas y mapas topográficos y temáticos. Al respecto, señaló que esto se refiere a una perspectiva más técnica de estos instrumentos, porque la información contenida en ellos se debe centrar en el título de los mapas debido a que se hace referencia a los temas relacionados con la topografía, la hidrología, la climatología, la infraestructura o la población, por citar sólo algunos aspectos.

Asimismo, hay que considerar los símbolos puntuales y lineales, su base matemática, factor indispensable porque los mapas se hacen a escala y además con algunos elementos auxiliares como los gráficos.

En lo que se refiere a la diferencia entre los mapas y las cartas, es que estas últimas son un fragmento de un conjunto más amplio, y por otro lado  la simbología para los primeros  es única y para las cartas es la misma para todas.  En cuanto a la interpretación de estos valiosos documentos, depende del nivel educativo de la personas y del interés por el tema.

Por último, el doctor Héctor Guillermo Alfaro López precisó que su enfoque sobre el tema se centró en un aspecto totalmente imaginario, que involucra aspectos literarios de algunas obras, pero que en él despertaron el interés de cuestionarse la posibilidad de realizar una cartografía  de la geografía del pensamiento.

Claro está, dicha posibilidad es una propuesta personal pero que propone dejar constancia de la creatividad humana, musical o visual  que bien podría ubicarse en el marco de la fantasía, pero dejando por sentado que a partir de las palabras se puede imaginar el mundo.

El doctor Alfaro López, en este aspecto, puntualizó que no se trata del mundo exterior que todos conocemos sino del mundo interior que habla sobre nosotros, nuestros sentimientos, disgustos y emociones. Esto nos llevaría a conocernos mejor, entendernos. Y, quizás, podría ser el camino para evitar la deshumanización y el caos actual.

La mesa redonda se efectuó el pasado 9 de mayo, en las instalaciones de la biblioteca.

Nota informativa:  María del Rosario Rodríguez León
Fotos:  Julio Zetter Leal